martes, 1 de abril de 2008

Canario

Después de mi clase en la mañana, estaba aún con un no se qué. Una mezcla de hambre con insatisfacción, fui a comprarme un yogurt y encontré a una señora que vendía polen, miel de abejas, turrones y una botellita con un líquido misterioso.
-Pruébelo, tiene cara como que esto le caería bien
(A qué se refiere??)
Me tomo sin chistar un pequeño vaso con una substancia cremosa, dulce y alcohólica.

Me compré la botella y me la tomo mientras un carpintero arregla un mueble con cemento de contacto.

¿Está demás decir que me siento mejor?

2 comentarios:

  1. No esta de mas el decirlo, pero ya me lo imaginaba, despues de toda una botellita (y encima con olor a cemento de contacto!!!!!) :)

    ResponderEliminar

Gracias por pasar, comentar y leerme!